Archive for the ‘cuba’ Category

Alan P. Gross® Made in Cuba

enero 22, 2012
Caricatura de Garrincha

Caricatura de Garrincha

Los casos de espionaje son un tema apasionante en la literatura y el cine, no tanto así en la vida real de aquellos que pagan los platos rotos.

Alan Gross fue capturado y enjuiciado por haber introducido en Cuba equipos y tecnología satelitales para permitir a entidades Cubanas conectarse a Internet fuera del control del estado. Al momento de su detención ya había introducido varios equipos BGAN o similares y establecido redes inalámbricas con acceso a Internet en varios lugares de Cuba. Según los diferentes reportes de prensa estas redes fueron instaladas en logias masónicas, en sociedades judías y al menos en la casa de uno de los agentes que lo atendían.

Pero resulta que desde su primer viaje a Cuba (hizo siete viajes) este señor estaba tratando con agentes de la seguridad del estado. Yo me pregunto. ¿Por qué no le detuvieron la primera o la segunda vez? De esa forma se hubiese evitado el “daño” tan grande a la seguridad nacional que este hombre ocasionó. Su condena hubiese sido menor y se hubiese demostrado que el gobierno Americano quiere desestabilizar al país brindándole un servicio a la población que el estado Cubano trata por todos los medios que no llegue a sus manos. Por otro lado, si Alan Gross sirvió de cebo para demostrar lo anterior, y al parecer además coopero con la investigación, ¿entonces porque le condenaron a 15 años? Esto más que nada es ensañamiento con su persona, el clásico escarmiento medieval que tantas veces hemos visto aplicar a nuestros gobernantes.

Este señor quizá sabía al riesgo que se estaba exponiendo, pero el hecho que entro y salió de Cuba, al menos seis veces y nunca tuvo ningún problema deja mucho que desear. En mi opinión Alan Gross es un “anti-heroe” fabricado para tener una moneda de cambio para los 5 espías. El tipo para mí es un infeliz que cayo en las redes de la confrontación entre Cuba y Estados Unidos. Y es un ejemplo vivo de lo cruel que puede ser el gobierno Cubano.

Kundejo y la gorda – El Encuentro

enero 23, 2011

La gorda y yo nos conocimos por casualidad. Son de esas casualidades que se dan una vez en la vida y que lo cambian todo. Yo vendía mangos en la carretera central y de verdad que tenia un buen bisnes. En mi casa tenemos unas diez matas de mango de los grandotes y en tiempo de mangos le sacamos una fortuna. A veces hacemos hasta diez mil pesos. Eso, mas los tomates en el tiempo de frío nos dan para más o menos vivir, como los animales, pero así vamos tirando.

Volviendo al cuento. Un día de esos que había un sol que rajaba las piedras, en Julio si mal no recuerdo, yo estaba sin camisa sentado bajo la mata de almendras con mi cubito de mango, frente a la carretera central. A eso del mediodía cuando estaba por irme a almorzar paró el Tur, un Toyota Yaris, con aire acondicionado y todo. Ella venia sola y estaba perdida. Me pregunto en perfecto español como llegar a Varadero, que ella había ido a Trinidad pero que unos amigos habían manejado para allá y ella no se acordaba como regresar. La entiendo porque en la carretera ya no quedan carteles. Dicen que se los llevan para fundirlos y hacer fogones con el metal. La gente no es fácil, ustedes saben.

Cascajal esta en los limites con Matanzas pero esta un poco lejos de Varadero todavía. Yo le explique los detalles del camino, e  incluso le di dos variantes de como llegar a la playa. Ella me saco un mapita que después supe que lo había impreso de Internet. Seria de Internet pero era tremenda mierda.

La gorda no estaba mal, rosadita del sol y rica para morder. A los hombres del campo nos gustan las hembras envueltitas en carne. Ella lucia decente y educada, pero cuando hablábamos no dejaba de vacilar mis bíceps y tríceps que aun estaban en buena forma. Me pregunto si me gustaba la playa. Yo le dije que me fascinaba y que era una lastima que me quedara lejos, sino iría todos los días. Entonces se brindo para llevarme. Yo no sabia que hacer, a veces uno no cree lo que le esta pasando porque después de vivir tanto tiempo escachado, da trabajo creerse que las cosas buenas llegan de un sopetón. Y no es que la gorda fuera Yuma, si hubiera sido gorda de Cascajal igual le pasaba la cuenta. En ese tiempo estaba que afeitaba una mosca al vuelo, tremendo atraso. Desde que me dejo la bizca no la veía pasar. Pero esto es otro cuento, agua pasada.

La playa con jeba, tur y aire acondicionado por un lado, por otro lado mi viejo que tenia el maíz seco y lo íbamos a coger el otro día. El viejo es muy comuñanga, el pobre siempre ha vivido engañado y si le decía que me iba con una yuma pa la playa se iba a infartar. La vida en Cuba esta llena de contradicciones. Aunque a veces nos las ponemos nosotros mismos, debe ser por eso que no avanzamos.

En fin que sin pensarlo tres veces tome una decisión, y dije pa adentro, esta es la mía, voy. Le dije a Julia, que es como se llama mi gordi: princesa contigo voy hasta el fin del mundo. Dame un diez para tirarme un bañito y ponerme lindo. Ella me dijo que sudadito me veía mejor. ¡Di tu! Ahí se me paro el caballo y tuve que barajar para dar dos pasos hacia a tras y tres para la derecha. Ella como estaba como si nada, para ella aquello era normal. Tiempo después me contó que lo de ella conmigo fue una caza de Jabalí criollo. Pero le salio bien porque la tengo feliz. Sin alardear caballero, lo mío con ella es un intercambio cultural a toda hora.

(Continuará…)

¿Somos o no somos?

marzo 20, 2010

Ahora los Cubanos para ir a Cuba, encima de pagar el pasaporte más caro del mundo, tendremos que pagar un seguro médico. Vamos a ver, somos Cubanos queramos o no lo queramos. Nos obligan a cargar con este pasaporte que parece estar enchapado en Oro y luego al llegar a Cuba somos turistas extranjeros y tenemos que pagar un seguro médico. ¡Esto es el colmo!

Yo soy ciudadano Canadiense (anoten esto segurosos) y me puedo ir a vivir para donde yo quiera, pasarme 30 años si quiero; y cuando yo decida virar para Canadá aun tengo derecho a la salud gratuita y yo no nací aquí ni un carajo. Donde esta el humanismo y la justeza del sistema social Cubano. ¡Vamos, no me jodan!

Yo a veces pienso que las personas que proponen estas medidas son retrasados mentales. Quieren exprimir tanto la naranja que se les va a ir de rosca el tornillo. El turismo, sobretodo el turismo familiar va a caer en picada. Mi primera reacción fue, no voy más ni [beep] y al consultar mis amistades oí reacciones similares. Que se metan el país por el [beep], hijos de [beep], etc.

Llamamiento al gobierno cubano y al mundo

junio 1, 2009

Pedimos a todas las personas e instituciones defensoras de los derechos civiles en el mundo que contribuyan, y llamamos al gobierno cubano a:

-Liberar a los presos políticos en Cuba.

-Levantar las prohibiciones que impiden a los cubanos entrar (a) y salir de su país.

-Levantar las prohibiciones de acceso a Internet para los cubanos.

Portarse bien

mayo 22, 2009

Uno de los consejos que siempre me da mi madre aun con estos cuarenta años en las costillas es que debo portarme bien. Ustedes se preguntaran ¿Portarse bien en qué sentido? Muy simple, en el sentido referente a no buscarme líos con Cuba. Como si Cuba fuera una maestra o un policía. Qué cosas tiene la vieja.

Nosotros los emigrados cubanos nos creemos el cuento de que somos libres por estar fuera, pero nos equivocamos de cuajo. Estamos sueltos, pero no somos libres. Aun en estas tierras lejanas tenemos que medir nuestras acciones y nuestra forma de manifestarnos. Sobre todo para no quemar los puentes con Cuba. Afortunado aquel que no tenga puentes o no le importen, pero casualmente yo, y la mayoría de mis amigos aun tenemos que velar por esas estructuras.

Yo para portarme mal, sin que me pesquen, uso un seudónimo. Dicho sea de paso, le quiero ahorrar el trabajo a los segurosos que vengan a parar aquí. Yo no tengo nada que ver con Kundejo físicamente. Este nick es solo una combinación de ceros y unos en el cyber espacio. La única cosa en común entre Kundejo y yo es que los dos pensamos igual. A través de él yo me porto mal y digo lo que quiero sin que ellos me tachen la habilitación de mi pasaporte, por ejemplo.

La Internet está llena de Kundejos cubanos, algunos tan secretos que ni su propia pareja sentimental los conoce. Así es la cosa, la paranoia es uno de los rasgos del hombre nuevo formado por la revolución.

La gallina de los huevos de oro

abril 13, 2009

Mi amigo Francisco reside en el extranjero desde hace varios años. Este verano ha decidido invitar a sus padres a pasar una temporada con él. Paco, luego de indagar por los costos de los trámites consulares cubanos, ha llegado a la misma conclusión que llegan todos los emigrados. ¡Es un descaro! ¡Es una falta de respeto! Y sobre todo, una industria muy lucrativa.

A continuación pongo un desglose de los gastos por razones de trámites de una persona residente en Cuba que sale de visita al extranjero.

Empecemos por los $75 CUC que cuesta el pasaporte, al cambio actual unos $90 USD. Esta cifra es razonable. Es más o menos lo que cuesta un pasaporte en cualquier país del mundo.

Los cubanos residentes en la isla para salir de su país necesitan un permiso que se denomina Carta Blanca o Permiso de Viaje al Exterior (PVE). Este permiso es similar a una visa que se le estampa al pasaporte y sin el mismo es imposible salir de Cuba. Para solicitar este permiso hace falta una Carta de Invitación que debe enviar la persona que invita al cubano desde el extranjero. Dicha carta se envía a través del consulado cubano en la región donde habita el invitante. El costo aproximado de este trámite es $240 USD más el envío por correo electrónico del documento que cuesta aproximadamente otros $32 USD. Es valido aclarar que el envío se paga por separado. Si Paco invita a sus dos padres tendrá que pagar doble el envío. Deberíamos estar orgullosos de usar el servicio de correo electrónico más caro del mundo, algún día lo pondrán en el libro de los Record Guinness. Al final cada Carta de Invitación en total cuesta cerca de $256 USD. Una vez recibida dicha carta el invitado puede comenzar sus trámites de inmigración para obtener el PVE. Si el gobierno de Cuba le autorizada a salir del país, entonces se deben pagar otros $150 CUC para poner dicho permiso en el pasaporte.

La cuenta hasta ahora va por aproximadamente $546 USD. Dinero que el país recibe sin invertir prácticamente nada.

Pero la historia no termina aquí. El costoso PVE normalmente se otorga por un mes, el resto del tiempo que la persona invitada permanezca fuera de Cuba debe pagarlo y cuesta aproximadamente $50 USD por mes. Este trámite se paga en el consulado cubano. Muchas aerolíneas no dejan montar a los cubanos que no hayan pagado dichas mensualidades. No obstante, algunas personas han regresado sin pagarlo, a veces por desconocimiento y han recibo un buen regaño al entrar a Cuba. Se comenta que aunque no los pueden devolver al país de procedencia, esto puede ser un motivo para que no se le otorgue el PVE en próximos viajes.

Volviendo al caso de mi amigo Paco que quería invitar a sus dos padres por 4 meses. El costo total que debe pagar a Cuba asciende como mínimo a $1392 USD. Este dinero se paga a cambio de nada porque Cuba no ofrece ningún tipo de seguro a las personas que viajan al exterior. Por ejemplo, si el invitado se enferma fuera de Cuba quien invita debe correr con todos los gastos médicos.

La historia de los trámites cubanos es más larga e incluso hay diferencias entre los mismos cubanos a la hora de pagar por servicios de esta naturaleza. Para los cubanos residentes en el exterior la tarifa es distinta. El pasaporte cuesta aproximadamente $300 USD y es valido por seis años, pero se debe prorrogar cada dos años. Este trámite cuesta cerca de $150 USD. Lo cual implica que un cubano que quiera mantener su pasaporte debe abonar a Cuba alrededor de $600 USD cada seis años. Y no hay formas de hacer trampas, una persona que se salte una prorroga cuando decida poner al día su pasaporte le cobraran las prorrogas anteriores.

Los cubanos residentes en el exterior no pueden entrar a Cuba con otro pasaporte que no sea el Cubano, no importa si ya han obtenido otra ciudadanía. Y según parece tampoco se puede renunciar a la ciudadanía cubana.

Esta industria de papeleos es infalible y posiblemente produzca más que muchos de los renglones principales de la economía criolla. Por eso no es de extrañar que en la reciente reunión del gobierno cubano con los emigrados no se hablara de hacer ningún cambio en esta materia. Seria como retirar a la gallina de los huevos de oro.